Después de nuestro periodo vacacional, volvemos con fuerza denunciando las injusticias que están padeciendo tanto aquellos padres que se encuentran actualmente en Kiev, como todos aquellos padres cuyo nacimiento será inminente y por tanto viajarán a esta ciudad en breve.

Queda demostrado una vez más de que la clase política trata con desprecio a todos aquellos que día a día madrugan para luchar por tener una familia, pagando religiosamente sus impuestos, impuestos dedicados para que esta casta viva a cuerpo de rey. No sólo nos tratan con desprecio sino que además nos ponen piedras en el camino.

La magnífica solución que se da a los ciudadanos que se encuentran desamparados, tanto por nuestro Gobierno como por aquellos funcionarios que cumplen las órdenes del mismo es la siguiente: “que obtengan los pequeños la nacionalidad y pasaporte ucraniano”. Habrá entonces que plantearse pagar impuestos en Ucrania y no en España.

Quizá lo mejor será que las familias con sus pequeños se concentren un día frente a las puertas del Consulado Español en Kiev, y día tras día se hagan eco en los medios de esta situación.

Un fuerte abrazo a todas las familias, y ánimo, seguimos con vosotros.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.