Por fin llega el buen tiempo y nos disponemos a pasar una tarde de parque, preparamos la mochila y metemos los pañales, toallitas, ropa de cambio, comida, bebida, juguetes y mil historias más, pero hay una cosa imprescindible que todos debemos llevar encima, la barrita mágica. Si sois nuevos en el tema diréis, ¿que barrita?

Actualmente hay varias marcas en el mercado, la más conocida es el Arnidol. Ésta fue una de las primeras en darse a conocer y es una barrita en gel stick que se aplica en golpes sin herida abierta desde los 3 meses de edad, aliviando y reconfortando la zona del golpe, hace que los hematomas se reduzcan como por arte de magia. Está compuesta por árnica y harpagofito.

El árnica es una planta que se encuentra en el centro y sur de Europa. Tiene unas flores amarillas, suaviza, hidrata y calma la piel, mientras el harpagofito, es una planta originaria de Sudáfrica. Su parte más importante es la raíz que aporta una agradable sensación de bienestar y confort.

El modo de empleo es muy sencillo:

  • Frotar suavemente la barra en la zona afectada.
  • Repetir la aplicación tantas veces como sea necesario.
  • Evitar el contacto con los ojos.
  • No es comestible.

Ventajas:

  • Este gel stick es mágico y es de origen natural.
  • Calma y suaviza la piel y proporcionan a tu niño una agradable sensación de bienestar.
  • Es de fácil aplicación.
  • Está siempre listo para usar.

La experiencia tras muchos golpes, es que reduce los hematomas, es cómodo y práctico, es mucho mejor tolerado que el hielo, no les da frío, no les quema y no los tienes que sujetar para aplicárselo.

Verás que después de las primeras veces el propio niño te lo pide, sabe que no duele y les reconforta. Tú estarás más tranquila llevándolo siempre contigo.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.