La temida bronquiolitis

La temida bronquiolitis

Ya llega el otoño y con el frío los primeros catarros y la temida bronquiolitis.

¿Que es la bronquiolitis?

La bronquiolitis es la inflamación aguda de las vías aéreas inferiores, bronquiolos, llenándose de moco dificultando el paso de aire a los pulmones y la respiración del niño.

  • Afecta frecuentemente más a los lactantes.
  • Puede ser una enfermedad leve, aunque en alguno casos  se complica teniendo incluso que llegar a hospitalizar al niño.
  • Tiene una duración de entre 7 y 10 días. Pero es entre el segundo y tercer día cuando puede darse un empeoramiento.

¿Que la causa?

Está provocada por una infección viral, el principal responsable es el virus sincitial respiratorio (VSR).

¿Cómo identificarla?

Los primeros síntomas son como los del resfriado común:

  • Congestión nasal.
  • Moqueo de nariz.
  • Tos leve.
  • Fiebre baja.

Poco a poco van empeorando y presentan:

  • Respiración rápida y superficial.
  • Frecuencia cardíaca acelerada.
  • Hundimiento del cuello y del tórax con cada respiración.
  • Irritabilidad.
  • Puede aparecer cianosis (color azulado da las mucosas).

¿Cómo podemos hacer para evitar el contagio?

En primer lugar saber que el mecanismo de transmisión es por medio de la saliva o moco, no hace falta entrar en contacto directo con ellos, sino que estos fluidos se pueden  diseminar con la tos, la risa, las manos o un juguete que hayan manipulado anteriormente.

Os dejo una serie de recomendaciones para intentar prevenir o disminuir al máximo el posible contagio.

  • Sería ideal si el bebé es muy pequeño, evitar las guarderías.
  • Si tiene hermanos mayores que se laven las manos antes de estar con el bebé.
  • Procurar  no toserle cerca (al menos 1 metro).
  • Evitar el contacto con gente resfriada.
  • Evitar que besen a los niños o sus manos.
  • Utilizar pañuelos desechables.
  • No fumar.
  • Evitar sitios concurridos y no aireados, centros comerciales.
  • Ir al pediatra o enfermera  a horas no muy saturadas.

No olvidar que la medida más eficaz para evitarla es el lavado de manos con agua y jabón antes de tocar al bebé o sus objetos.

Deja un comentario

Cerrar menú