Felicidades a A y J por el nacimiento de su pequeño J. Este matrimonio hace años que disfrutan de un hijo estupendo, pero los doctores desaconsejaron por serias razones médicas un segundo embarazo que podría poner en riesgo la vida de la madre.

Ni cortos ni perezosos comenzaron a investigar aquellas posibilidades de las cuales disponían para ofrece un hermanito o hermanita para su hijo, optando por la gestación subrogada. En Ucrania, se ofrece la posibilidad de realizar esta clase de procesos no sólo a matrimonios con problemas de infertilidad por parte de la mujer, sino a matrimonios donde el embarazo pueda suponer un grave problema de salud para la gestante o el feto.

Ahora toca disfrutar del nuevo retoño y contar las semanas para que A y J vuelvan a su hogar acompañados por su pequeño.

¡¡¡Un abrazo!!!

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.