Hola familias, como enfermera no puedo dejar pasar el Día Mundial del Lavado de Manos, siendo éste el 15 de octubre.

Como profesional de la salud, éste un punto clave de mi trabajo, tratándose de una práctica económica, sencilla y efectiva para la prevención de enfermedades.

Las manos son las principales portadoras de gérmenes, virus y bacterias. Con un simple lavado de manos podemos evitar el contagio y la diseminación de enfermedades de tipo infecciosas y muchas de estas asociadas a contaminación fecal-oral.

Incorporar esta práctica en todos los hogares del mundo podría salvar más vidas que cualquier intervención médica. Por otro lado, recordad que lavar las manos con agua no es suficiente, y debemos utilizar jabón.

Cuando nace nuestro bebé nos volvemos locos con la limpieza y esterilización, ya que el sistema inmunitario de nuestros hijos es muy frágil, pero mes a mes nos vamos relajando, siendo un error, por lo que es muy importante establecer una rutina.

Momentos clave para el lavado de manos.

A la vuelta de la calle, y aunque parezca que no nos hemos ensuciado, os sorprendería la cantidad de gérmenes que podemos contraer, por ejemplo a través del volante del coche, del móvil, llaves, dinero, etc. Algunos de los momentos clave para el lavado de manos son los siguientes:

  • Antes y después de las comidas.
  • Después de ir al cuarto de baño.
  • Después del cambio de pañal. Si le han puesto vacunas al niño debemos ser muy escrupulosos con la higiene de manos, debido a la excreción del virus de la vacuna por las heces.
  • Después de estar en contacto con heces de animales.
  • Después de manipular comida cruda.

Por otro lado debemos evitar que las visitas y familiares besen las manos del niño. Cuando nuestros pequeños son bebés, el baño diario no es aconsejable, ya que éste rompe la barrera lipídica de la piel, pero podemos lavarlas con una esponja y secarlas bien.

A medida que vuestro hijo va creciendo, deberemos acostumbrarle a que se lave las manos bajo el grifo y poco a poco ir generando una rutina, pues de esa forma cuando volváis de la calle o después de ir al cuarto de baño, él solo lo hará.

Recordad, lavar manos salva vidas, y por tanto es más que conveniente convertir a los niños en embajadores del lavado de manos.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.