El Comité de Bioética rechaza la gestación subrogada porque “lo que se hace es comprar a un menor”.

La primera cuestión que nos planteamos al escuchar estupideces de este calibre es quién puede estar detrás.

Estamos acostumbrados a que las feministas radicales, o asociaciones formadas por personas ignorantes y cargadas de prejuicios morales expresen argumentos en contra de algo tan legítimo como lograr el sueño de ser padres.

Parece que ahora un grupo de personas puestas a dedo y que viven holgadamente a costa del dinero público, cargan contra todos aquellos cuya única opción para la maternidad o paternidad deben recurrir a la gestación subrogada.

En su página Web el grupo de bioética se define como un “órgano colegiado, independiente y de carácter consultivo, que desarrollará sus funciones, con plena transparencia, sobre materias relacionadas con las implicaciones éticas y sociales de la Biomedicina y Ciencias de la Salud”. Desgraciadamente en España cada vez que escuchamos las palabras “ética”, “independencia” y “transparencia” debemos echarnos a temblar y desconfiar plenamente de ello.

Por otro lado lamentamos que el kilo de personal perteneciente a ese órgano colegiado nos esté costando un riñón a todo los españoles y que ni tan siquiera tengan la decencia de informarse sobre aquellos temas de los que hacen juicios de valor.

Para finalizar, y ya que las personas que forman este órgano imponer su doctrina a los demás, me permito recomendarles que abandonen sus cargos para dedicarse a jugar a la petanca, dándoles las gracias por una vida dedicada al servicio público.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *