La prueba de ADN que se realiza en el proceso de gestación subrogada es en realidad una prueba de paternidad donde se demuestra la consanguinidad entre la figura paterna de la pareja y el bebé nacido a través de un proceso de subrogación.

El objetivo de esta prueba es determinar y demostrar la existencia de un vínculo paterno-filial de manera genética y que tenga validez legal.

Esta prueba se realiza en el consulado español y es tomada por personal sanitario en presencia de un representante del consulado español en Kiev. Estas condiciones son necesarias para considerar el informe resultante válido judicialmente.

La muestra es tomada con un bastoncillo de algodón de la zona interna de la boca donde se recoge saliva y células epiteliales que contienen el material genético único de cada persona.

El ADN es una molécula que contiene la información hereditaria única y diferente en cada individuo. Se encuentra en el núcleo de las células, se forma desde el momento de la concepción y se mantiene igual toda la vida. Entre padre e hijo existe una similitud en ciertas zonas de esta molécula.

Se utilizan marcadores específicos de la secuencia de ADN que son las llamadas “Huellas digitales”, específicas de cada persona. De manera que estas características se heredan de padres a hijos y son las que se utilizan para comparar dos muestras. La fiabilidad de los resultados son del 99.99%.

La prueba de paternidad puede realizarse a modo informativo o para demostrar ese vínculo de manera judicial o para registro.

En nuestro caso es necesaria para demostrar la paternidad y poder legalmente realizar las siguientes gestiones burocráticas que permitirán obtener un pasaporte como ciudadano español.

Esta prueba es obligatoria ya que el reglamento del Registro Civil cuando se produce un nacimiento fuera del país, considera necesario además del certificado de nacimiento, una prueba demostrativa de la relación parental entre el padre y recién nacido.

Existen unos laboratorios asignados por el consulado español para realizar esta prueba y el informe con los resultados llega a Kiev por correo ordinario en un periodo de tiempo de alrededor de una semana o diez días.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *