Largo ha sido el camino recorrido antes de llegar a este punto. Muchos los tratamientos, consejos y remedios utilizados para intentar cumplir el sueño de ser papás.

Nada funcionó, de todo ese esfuerzo sólo nos quedó decepción y tristeza. Hasta que un día vimos que había una opción que nunca antes habíamos contemplado y que nos devolvió la esperanza.

Teníamos miedo de que nos pasara lo mismo que en veces anteriores y el dolor volviera, porque hasta ese punto ya habíamos intentado asimilar que no íbamos a tener hijos. Intentar recuperar la ilusión no fue fácil, pero en todo momento nos sentimos arropados y acompañados por el estupendo equipo de Go4baby.

Qué importante es, que ante una situación tan delicada, en todos los sentidos, haya personas que siempre hayan estado asesorándote, ayudándote y animándote.

Además la profesionalidad, el conocimiento y la experiencia que tanta seguridad te dan, se mezclan con el trato humano y el cariño, todo enfocado en ayudarte a tener lo que más deseas en el mundo.

Y ahora mientras escribo mi experiencia con respecto a este gran proyecto, tengo la maleta de mi hija preparada para cuando me llamen.

Casi no me lo creo, pero la ilusión ha podido vencer al miedo y tras hacer una lista de las cosas que nuestra pequeña pueda necesitar, he creado su primer equipaje hacia el viaje de la vida donde irá acompañada de unos papás que siempre recordarán la aventura que supuso viajar a Kiev a recoger su pequeño tesoro.

Gracias Go4baby por estar en cada momento que os hemos necesitado.

Fdo: Papás ilusionados

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn