Después de tanto camino recorrido, por fin tenemos a nuestra hija en brazos.

Hace ahora justo un año que comenzamos el proceso de gestación subrogada; al principio con recelo y desconfianza pues aunque nos habíamos informado a conciencia con diferentes profesionales, la decisión final nos daba vértigo, no solo por el esfuerzo económico que suponía sino por la implicación sentimental y el miedo al fracaso; de esto último por desgracia, íbamos sobrados.

Total, que dimos con el equipo de Go4Baby. Su cercanía y honestidad junto con la experiencia vivida por ellos mismos en primera persona hizo que la balanza se inclinara a su favor.

La gestación se nos ha pasado rápidamente, quizás por el hecho que por motivos personales no quisimos hacer un seguimiento exhaustivo. Simplemente nos dejamos llevar y confiábamos en las noticias que Go4Baby nos iba proporcionando.

Ahora que estamos en Kiev con nuestra hija tan deseada, ilusionados y con todo tan bien organizado, no deja una de  anhelar el hogar y a los suyos, esperando el momento de compartir esta experiencia indescriptible.

Es emocionante conocer de primera mano las historias que hay detrás de cada gestación, compartir con otras parejas  nuestras experiencias y no dejo de pensar en la capacidad del ser humano para buscar y encontrar la felicidad, pero sobre todo para dar amor.

Creo que si los “falsos fariseos” y las feministas de pancarta conocieran las circunstancias que llevan a una pareja a iniciar un proceso de gestación subrogada, no se lanzarían tan a la ligera a condenarnos a la “hoguera”.

Antes de finalizar quisiera dejar un mensaje desde mi feliz exilio para los indecisos y desconfiados (como fuimos nosotros) que podáis estar leyendo esto mientras pensáis si iniciar o no el proceso. Yo os digo: ¡¡¡ADELANTE!! ¡¡¡ES POSIBLE!!!, pero un aviso a navegantes (de lo que he escuchado a otras parejas) no es oro todo lo que reluce y a veces el que más presume es el que más carencias tiene.

Por eso, y aunque os suene a propaganda, peloteo y demás – visto lo visto y oído lo oído- creedme si os digo que si tuviese que iniciar un nuevo proceso de gestación subrogada, volvería a hacerlo con Go4Baby, a los que también creo que debo trasladarles mi vivencia con el fin de conseguir que esta maravillosa aventura sea simplemente ¡¡¡PERFECTA!!.

SUERTE.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn