Comenzar con esta aventura no ha sido nada fácil para nosotros. Al igual que otras parejas, recurrimos a la maternidad subrogada ya que no encontrábamos otra posibilidad de ser padres. Tras aceptar que nunca podría ser madre por motivos de salud, decidimos intentar la adopción. Al año vimos que aquella vía era prácticamente imposible.

Tras varios meses de búsqueda y de entrevistas, tuvimos la mala suerte de escoger la peor agencia en maternidad subrogada en México. A parte de perder una gran suma de dinero, jugaron con nuestros sentimientos y esperanzas de ser padres. Pero afortunadamente nuestra suerte cambió cuando conocimos a GO4BABY. Como dice el refrán: «No hay mal que por bien no venga».

Tras asimilar la estafa de México, pusimos toda nuestra confianza en GO4BABY. Y sin duda, es la mejor decisión que hemos tomado. Lo que más agradecemos, aparte de realizar su trabajo con ejemplaridad, es su gran sinceridad y el hecho de que siempre están disponibles para responder a nuestras dudas.

Lo que más nos asustaba era la situación en Kiev (por eso nos decantamos por México). Pero cuando volamos allí nos encontramos con una ciudad muy europea y bastante tranquila. En Kiev nos alojamos en el centro y siempre estuvimos acompañados por un miembro de GO4BABY . Visitar la agencia ucraniana fue para nosotros muy gratificante puesto que allí vimos varias mujeres embarazadas e incluso algún bebé recién nacido. Todo esto nos dio una gran seguridad ya que sabíamos que todo era cuestión de tiempo… Y el tiempo ha pasado volando, al primer intento nos dieron la buena noticia de QUE HABÍA EMBARAZO… Ahora estamos deseando que pasen las semanas para ver la primera eco!!!!!!

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn