Ambos tenemos 40 años y hemos realizado un peregrinaje en busca de un hijo que comenzó hace 7 años. Cuando comprobamos que la vía tradicional no daba resultado optamos por la FIV.

Dos procesos, el segundo de ellos con ovodonación, ya que el tratamiento hormonal había hecho que una incipiente endometriosis pasase a un grado severo, con picos auténticamente incapacitantes. De forma prácticamente simultánea una grave enfermedad hormonoreactiva nos hizo abandonar por completo esta posibilidad.

Llegó entonces el momento de la adopción, tanto nacional e internacional; una opción que siempre habíamos contemplado con cariño y responsabilidad. Después de un año para obtener la idoneidad comenzamos a estar preparados. Tres años después de la idoneidad sólo hemos tenido silencio: ni una propuesta de adopción.

Antes de abandonar por completo conocimos a los promotores de Go4Baby y gracias a ellos nos decidimos a dar el paso. Para nosotros la última posibilidad en un largo proceso lleno de tantas esperanzas como decepciones. Confiamos en que pronto podamos culminar el camino iniciado hace años y si no es así, al menos sabremos que hemos hecho todo lo que estaba en nuestra mano.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn